phone +52 5512505580   email ventas@expomed.com.mx

Investigan posibles vías de comunicación entre el cerebro humano y las máquinas para construir, ayudar, aumentar o reparar las funciones cognitivas o motoras-sensoriales de los humanos.

Los dispositivos médicos también denominados insumos para la salud, pueden abarcar desde un guante de látex para Cirujano (material de curación), pasta para blanquear los dientes (insumo odontológico), equipo para Ultrasonido (Equipo Médico) hasta un implante (ayuda funcional), se utilizan para prevenir, diagnosticar ó sustituir el funcionamiento de alguna parte del cuerpo..

Actualmente, se tiene el reto de contar con profesionales altamente calificados para trabajar en las unidades hospitalarias, en la industria de la producción de dispositivos e insumos médicos, la comercialización, la gestión, la investigación e innovación tecnológica así como es indispensable su participación en las actividades regulatorias, de auditoria y de certificación.

Nacional e Internacional

Con el objetivo de prevenir la aparición de males como diabetes, sobrepreso y enfermedades cardiovasculares, Mikel Arriola Peñalosa, director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó que la dependencia trabaja en la elaboración de un nuevo modelo preventivo, el cual se espera esté listo para el primer trimestre de 2017.

Implantes óseos personalizados y realizados con materiales bioactivos y biodegradables constituyen el hito alcanzado por un equipo multidisciplinar de investigadores europeos y chinos.

Un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en España, ha identificado una mutación genética asociada a la migraña.

Un grupo del Centro de Investigación del Cáncer (CIC, centro mixto de la Universidad de Salamanca y el CSIC), en España, ha publicado un artículo en la prestigiosa revista científica Scientific Reports, del grupo Nature, en el que explican un proceso que influye en la respuesta que las células dan al daño en el ADN y que, por lo tanto, tiene que ver con la inestabilidad genética y el cáncer.

Un fármaco oral utilizado para tratar una dolencia sin relación con el SIDA erradicó células infectadas con el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana, culpable del SIDA) en cultivos de laboratorio, sin afectar a las células no infectadas, y suprimió el virus en pacientes durante el tratamiento y durante al menos ocho semanas tras el cese del suministro del fármaco, según los resultados de un ensayo clínico piloto llevado a cabo a raíz de una investigación del equipo de Hartmut Hanauske-Abel, de la Universidad Rutgers, y Paul Palumbo, de la Universidad Dartmouth, ambas instituciones en Estados Unidos.